Cucarachas: Blatta orientalis

Foto 1. Cucarachas en todos sus estadios. Las que son más blanquecinas es porque han realizado recientemente la muda. / Desinsectador 06-07-2012.

Ayer por al mediodía tuve que acudir a una comunidad de vecinos en la parte alta de Barcelona. Nos llamó el conserje porque en el aparcamiento había muchas cucarachas. Al bajar al aparcamiento levantamos la tapa de una arqueta (como solemos decir en Barcelona a un registro de cloaca) y apareció todo un espectáculo de cucarachas negras, también llamadas cucarachas de tipo oriental. Lo primero que pensé es en cómo iba a controlar todo este efervescencia de vida y, mientras me dirigía a la furgoneta a buscar material, pensé en tomar unas fotografías. El aparcamiento, como la gran mayoría, tenía poca luz. Y en el interior del registro del albañal había menos. Así que iluminé las fotografías con mi linterna de bombilla incandescente. Las bombillas incandescentes tienen una temperatura de color en la que abunda la luz roja. Así pues, los colores de la fotografías tienen esta desviación de lo que veríamos si hiciéramos las fotos con luz blanca. Aunque me encanta el tono rojo burdeos que se destaca.

Foto 2. Cucarachas en sus primeros estadios. / Desinsectador 06-07-2012

La tapa del registro del albañal era de base cuadrada (de unos 50 x 50 cm) y tenía una profundidad de un metro. Un espacio grande para que las cucarachas críen si además le sumamos una alta humedad relativa, la tranquilidad de un lugar oscuro donde nadie las molestará, materia orgánica en descomposción y una temperatura ambiental elevada. Hay que tener en cuenta que el albañal recoge el agua de los bajantes de los pisos del edificio. Y por lo normal, el agua que desechamos de nuestras viviendas por los desagües suele ser bastante atemperada. Todo esto les da una temperatura idónea para que vivan y germinen las ootecas (las fundas en las que están encapsulados los huevos). La cucaracha oriental necesita de una temperatura de entre 20 y 30º C para su desarrollo y de entre 30 y 35º C para la incubación de la ooteca.

Foto 3. / Desinsectador 06-07-2012

La cucaracha oriental o cucaracha negra, cuyo nombre científico es Blatta orientalis, vive básicamente en alcantarillados, subterráneos o zonas oscuras con mucha humedad. Esta cucaracha era la común que vivía en España y vivía a sus anchas hasta que llegó a finales de los años 80 la cucaracha americana, Periplaneta americana, que llegó al puerto de Barcelona a través de las importaciones de soja provenientes de Argentina. La cucaracha americana desde el puerto fue infestando el área de Barcelona, colonizando primero el casco antiguo y la población cercana de l’Hospitalet de Llobregat. Cada año el territorio de la cucaracha oriental es menor. Recuerdo cuando llegó hacia 2007 a la zona de Sant Adrià del Besòs y, al año siguiente, encontré ejemplares en Badalona. Las partes altas de Barcelona todavía son zonas bajo control de la cucaracha oriental, pero con el tiempo serán zonas de la cucaracha americana. Cabe decir que ambas cucarachas compiten por el territorio y por su comida, pero que estas zonas no son homogéneas. En la zona del Raval de Barcelona, en una zona colonizada por la cucaracha americana, la empresa donde trabajo tiene un cliente en donde básicamente hay cucarachas orientales.

Foto 4. Una cucaracha hembra portando una ooteca. / 06-07-2012

Las cucarachas en la mayoría de las personas causan asco y temor. Me he encontrado casos de personas que no querían entrar en una habitación si había en su interior una cucaracha. En las personas que ven cucarachas o con las que empiezo a hablar sobre estas, se les puede observar cómo empiezan a rascarse una serie de picores imaginarios que recorre todo su cuerpo. Es entonces cuando me sonrío para mí y me doy cuenta de lo susceptible y temeroso que es el género humano. Lo cierto es que más sensación le causa a una persona cuando me preguntan si me gustan las cucarachas. Siempre hacen esta pregunta esperando que yo congenie con su parecer de temor hacia ellas. Entonces yo respondo no directamente que me gustan, lo que me tratarían de chalado, sino que digo simplemente: “No me desagradan”.

Foto 5. Cucarachas en su estadio ninfal. / Desinsectador 06-07-2012

Las cucarachas de tipo oriental llevan muchos años conviviendo con nosotros. Parece ser que entraron en la Penísula Ibérica hace más de 2000 años, procedentes del norte de África. Y hasta aquí las trajeron los fenicios, grandes comerciantes y exploradores de la antigüedad. Los fenicios colonizaron el sur de España básicamente, así que lo más seguro es que la infestación empezara por esa zona. A la cucaracha oriental no le gustan las alturas, por lo que parece que zonas de montaña por encima de los 1000 metros es cosa rara verlas.  La cucaracha oriental es la más estacionaria de todas. Cría durante todo el año, pero se deja ver a partir de la primavera cuando las condiciones ambientales son propicias para que salga de los lugares donde pasa el invierno.

Foto 6. / Desinsectador 06-07-2012

La Blatta orientalis puede completar su ciclo de vida entre 200 y 800 días, todo ello dependiendo de la temperatura. Reconocer un ejemplar no es difícil porque tiene un color negro cuando es adulto. Algunas personas las confunden con grillos. Pero cuando tenemos un ejemplar joven, su color es más bien de un rojizo burdeos y su forma dista mucho de cuando adulto. Como la mayor parte de los insectos, tienen un ciclo de vida marcado por una transformación en tamaño y forma. La metamorfosis de las cucarachas no es como la de una mariposa, sino parcial, y pasan por entre 7 y 10 mudas. En cada muda su forma va cambiando has convertirse en adultos que van de 17 a 29 mm de largo para los machos y entre 20 y 27 mm para las hembras. Además de la diferencia en tamaño, los machos y las hembras tienen diferencias de forma. Los machos poseen unas alas cortas que cubren el 75% del abdomen dejando al descubierto la parte final de éste. En cambio las hembras pueden considerarse casi ápteras ya que tienen unas alas diminutas. Estas diferencias permiten que fácilmente podamos diferenciar las cucarachas por sexo, cosa que no pasa con otras especies de cucarachas.

Foto 7. Ootecas depositadas sobre el reborde donde va encajada la tapa del registro del albañal. / Desinsectador 06-07-2012

La ooteca es algo que me fascina. Se trata de una cápsula rígida de unos 8-10 mm que contiene unos 18 huevos. Esta ooteca la va formando la hembra en la parte posterior de su abdomen y después de unas 30 horas de haberse formado, la deposita en una zona conveniente para que prospere, es decir, que tenga una temperatura y humedad idóneas y esté cerca de comida. El período de incubación es de 44 días a unos 30-55º C. Una hembra puede llegar a poner entre 5 y 10 ootecas. Los diferentes estadios de crecimiento son éstos: huevo, mudas ninfales (7 a 10) y adulto. Las cucarachas, como el resto de insectos, necesitan mudar la piel para crecer, ya que no poseen un esqueleto interno como los humanos. Lo que tienen es un exoesqueleto que recubre su cuerpo y les da dureza y protección. Para crecer pues, deben desechar esta coraza que las envuelve.

Foto 8. / Desinsectador 06-07-2012

No todas las ootecas prosperan, ni todas las cucarachas llegan al estadio adulto. Cuando observamos una zona donde han anidado las cucarachas veremos que el número de ninfas es superior al de adulto. Y el número de ninfas en sus primeros estadios es superior al de estadios últimos. Así que si hiciéramos una pirámide de población tendría una buena forma de triángulo. Aunque las cucarachas no son insectos sociales, donde hay una hay muchas otras. Si encuentran un lugar idóneo para vivir, su carácter gregario hará que otras muchas se asienten en una misma zona.

Más información:

– Fernando García León del Pino: Panerola negra o oriental, ficha técnica publicada en la web de la Diputación de Barcelona.

– Anna Omedes, Juan Carlos Senar, Francesc Uribe: Animales de nuestras ciudades, Editorial Planeta, Barcelona, 1997.

Foto 9. / Desinsectador 06-07-2012

Foto 10. / Desinsectador 06-07-2012

2 comentarios en “Cucarachas: Blatta orientalis

  1. alex dijo:

    Buenas tardes,

    Tengo un pequeño problema en un restaurante con blatta orientalis. El local estuvo cerrado varios años y ahora hay una actividad muy elevada.
    He tratado con ecorex gel, entre el dueño del local con silicona, y yo con serpa contact hemos intentado hermetizar las instalaciones, pero siempre salen algunas.
    Llevo tres semanas con el asunto, entiendo que es un proceso lento hasta que pare su ciclo.
    ¿Sabes si hay algo para evitar su salida?
    El hecho de poner ecorex gel no me resuelve que no salgan, ya que no vuelven al nido, salen de su agujero y voltean por el restaurante. Algo que quiero evitar.

    Muchas gracias.

    • desinsectador dijo:

      Haz un buen monitoreo para ver en qué zonas se mueven. Y allí haz una inspección a fondo para buscar el origen. O bien están saliendo del albañal si este se encuentra lleno de cucarachas. O bien están criando en un lugar muy concreto del interior donde haya un poco de humedad. Mira de acceder al albañal y trátalo regularmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s