Termita alada en mi baño

Foto 1. Imagen de la parte superior de una termita alada de la especie Kallotermes flavicollis./ Desinsectador octubre-2012

Hace un par de semanas llegaron un par de termitas a la bañera de casa. La primera la vio mi mujer. Cuando llegué a casa, me comentó que había visto un bicho en la bañera. Y no sabía qué era. Le comenté si me lo había guardado. Y me dijo que no. Pero por suerte, al día siguiente llegó otro bicho parecido. Y cuando lo vi me alegré un montón, porque se trataba de una termita alada. Y no siempre te encuentras una tan fácilmente. Claro que también pensé que las termitas se debían estar comiendo las vigas de algún vecino. En un piso en el que hace años viví también tuve la visita de termitas. En este caso eran más asiduas, porque venían hasta el mueble del baño donde guardaba el papel higiénico. Me acuerdo de sacar el último rollo de papel higiénico y encontrármelas allí tan panchas y hartas de celulosa.

Foto 2. Imagen de la parte inferior de una termita alada de la especie Kallotermes flavicollis./ Desinsectador octubre-2012

En la foto número 1 y 2, se puede ver la termita alada que llegó hasta la bañera. Se trata de un ejemplar de la especie Kalotermes flavicolis. Comúnmente a estas termitas se las llama de la madera seca. Estas termitas no se instalan en el suelo haciendo unos termiteros inmensos como las termitas del género Reticulitermes, sino que lo hacen en la misma madera. El hecho de instalarse en la misma madera conlleva que las colonias sean poco numerosas compuestas por unos 1000 individuos. Estas termitas atacan la madera en la que están instaladas así como las que están en contacto. No atraviesan paredes ni buscan otras maderas por medio de galerías como hace la termita subterránea. En el medio natural, la termita de la madera seca ataca troncos de árboles debilitados, lo cual conlleva un rápido envejecimiento de este.

Foto 3. Hormiga y termita aladas./ Desinsectador octubre-2012

La termita alada de la madera seca se diferencia de la termita subterránea por el collar amarillo. Este collar es el pronoto, la parte delantera del tórax que tiene justo depués de la cabeza. En la foto número 1 se puede ver.  Otra pista para saber que estamos ante una termita de la madera seca es que los individuos alados salen en otoño. Se trata de reproductores machos y hembras que salen del termitero para expandir la colonia. Un macho y una hembra se encuentran y se aparean. Luego buscan un lugar idóneo para formar una nueva colonia. Cuando lo encuentran, pierden las alas. En este lugar excavan una galería en el que la hembra pondrá los primeros huevos. Ambos cuidarán de las primeras ninfas hasta que estas sean capaces de ponerse a trabajar para la colonia.

Foto 4. Hormiga alada./ Desinsectador octubre-2012

Las termitas aladas se pueden confundir con hormigas aladas. En la foto número 3 se puede ver una hormiga y una termita juntas. Entre una y otra hay muchas diferencias que una mirada atenta nos podría revelar. Pero a mi parecer, la diferencia más clara y rápida de ver es que la hormiga tiene el abdomen terminado en forma de apéndice. A esta parte final del abdomen se la llama gáster. La termita tiene el abdomen con la mayor parte de sus segmentos iguales en tamaño. En la fotos número 2 y 4 se pueden ver detalladamente la diferencia de abdomen. Espero que las fotos se vean bien.

About these ads

2 pensamientos en “Termita alada en mi baño

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s